El artículo científico (II)

Los artículos que publican los investigadores en las revistas universitarias, por lo general presentan una misma estructura:

Título. Recuerda que deberá resumir en cierto modo el contenido de tu artículo y de a investigación, que será lo que aparezca en las bases de datos, en la biblioteca y en las posteriores citas que de él hagan los estudiantes que vengan después. Por todo, es muy importante elegir un buen título, uno que no deje de lado ninguno de los aspectos importantes de tu investigación. Puede ser largo, sí, pero no por capricho, así que mejor trata de evitar palabras que no sean significativas: Investigaciones de, Estudio de…, y no pongas ni siglas ni abreviaturas, a no ser que todo el mundo las conozca (OTAN, ONU, por ejemplo).

El resumen (suele aparecer traducido al lado, como abstract, al inglés) consiste en un párrafo, de entre 100 y 200 palabras, que sintetiza la información que se obtendrá al leer el artículo.

Palabras clave (keywords) son una lista de términos clave relacionados con el contenido del artículo. Estas palabras se emplean para clasificar en la biblioteca el trabajo bajo el índice que le corresponda. Es conveniente elegir bien esas cinco o seis palabras clave para llegar a más investigadores. Al igual que el resumen, también se traducen al inglés.

La introducción pretende despertar el interés del lector y justificar el esfuerzo investigador. Primero presenta el tema con una visión general, y termina describiendo el propósito del trabajo, así como las explicación de por qué es importante.

El desarrollo de la investigación debe contener con exactitud los datos y los métodos empleados para la obtención de éstos, redactados en tiempo pasado y con el mayor rigor científico posible. Puedes ayudarte de gráficos y tablas correspondientemente numerados para poder citarlos en el texto.

La fase de discusión incluye una comparación de los datos obtenidos por otros investigadores. Elige datos que apoyan tu tesis y otros que las contradicen, pero termina con las conclusiones muy claras, repitiendo los hallazgos importantes y la contribución a la ciencia de tu trabajo.

Los artículos científicos no suelen incluir dedicatorias, pero sí agradecimientos: esta sección recoge los nombres de personas e instituciones, así como la institución que ha subvencionado la investigación.

Este texto es un resumen del Manual de redacción científica, de José A. Mari Mutt. Si te interesa mucho, hay más aquí.

Acerca de vizmaq

Tratamiento de textos profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: