El mensaje y el texto

En el ámbito empresarial, la información circula de una organización a otra por diferentes canales (teléfono, correo electrónico u ordinario), transmitiendo en todo momento la filosofía del negocio, mediante la presencia de la marca en forma de logotipos, tipografía, colores, músicas o imágenes de fondo, todo esto preocupa mucho, porque la identificación de la marca es básica para el negocio.

Hemos entrado en la era postmoderna, el márketing ha invadido todo lo que tiene que ver con la empresa: ahora se contacta con el cliente en las redes sociales, el producto tiene un valor -antes representaba un beneficio para el consumidor-, se segmenta al máximo el público objetivo -ahora la juventud, educada en la cultura de la imagen tiene una personalidad determinada-, se emplea el sentido del humor para vender incluso productos serios, rompiendo normas para formar parte de la realidad habitual, eliminando la frontera con el mundo empresarial, metiéndose en la vida, en la realidad de las personas, con otras apariencias. Técnicas de venta adecuadas al humano actual. El mensaje es sobre todo imagen, no está tan asociado ya al texto, aunque saber escribir y leer un texto todavía es imprescindible. Porque construir una imagen exige mucho tiempo y dinero, y tirarla a la basura cuesta muy barato.

Nos gustaría saber que piensa

Pero como vuela con nosotros, ya suponemos la respuesta.

Acerca de vizmaq

Tratamiento de textos profesional.

  1. Hola Victor. Leyendo tu post me ha venido a la cabeza el congreso que La Asociación de Comunicación Política (ACOP) organizó en Bilbao en Junio pasado. Lo que escribes aplicado a la empresa pero traspasado, punto por punto, a lo que llaman comunicación política. O lo que es lo mismo (y esto te va a gustar), el votante como un mero consumidor y el político como mercancía. Un abrazo.

    • Así es ya en demasiados sitios: sólo somos personas en la medida en que podemos consumir.
      Hice un curso no hace mucho, de pago, y nos hicieron una encuesta después de cada mes (duraba 3 meses) para ir dirigiendo el curso según la demanda. Así resultó ser una mierda: lo que aprendí es que no se puede contentar siempre a la mayoría. Es mejor seguir el mejor programa posible, guste o no, pero lo mejor con argumentos, confianza y cierta seguridad. Un abrazo, Joselu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: