Trabajar con el cliente y el texto

Después de un par de correos y una llamada de teléfono, me presento media hora antes de lo acordado, algo nervioso, en la puerta del despacho de un posible cliente, para explicarle qué es exactamente a lo que me dedico. Hora de desayunar, pero me recibe. Me sé lo mío de memoria -respiro-, así que le explico, con mi tono más dinámico y comercial, qué puedo hacer por su empresa, que si mejorar su documentación comercial, que si redactar los manuales de instrucciones, que si adaptar y actualizar materiales impresos para sus clientes…, ¡calla!, me interrumpe, ¡Yo a ti te conozco! Freno mi discurso. Ay, no, perdona. Una duda se pasea por su gesto, mientras se sonríe y me mira como desde lejos, se toca la cara… Espero. Le pregunto si entonces puedo continuar, y con la misma franqueza me responde: sigue, es que no te estaba escuchando, sigue, perdona. Recupero mi concentración, mi rollo: pues sí, la presentación de un texto, las faltas de ortografía, las manera de hacerlo más comprensible, más persuasivo… Y vuelve a interrumpirme. Y me vuelve a pedir perdón, y me dice que siga, quiere que acabe mi presentación. No le ha gustado nada, ni un gesto se le ve durante la presentación en Flash. Bosteza mucho, no me mira, ni siquiera se molesta en disimular y no se inmuta cuando le pregunto que qué le parece la exposición, que si le dejo alguna muestra impresa.

La mañana ha sido un desastre, y analizo las razones posibles: todo me ha ocurrido porque no conocía lo suficiente acerca del cliente, ni de su empresa ni de la persona con quien me iba a entrevistar. Porque desconocía las necesidades que yo podría cubrir, la documentación editada anteriormente…, no sabía lo que podría haber captado el interés de mi interlocutor. No he perdido la mañana, la he aprovechado y muy bien. Al bajarme del coche, vuelvo a marcar el mismo número, y concierto la cita para mañana, a la misma hora, pero para tomar el café, ahí hablaremos más tranquilamente. Y mañana iré preparado.

Lograr su atención desde el inicio, presentar un discurso muy claro y estrechamente relacionado con su actividad, buscar en internet todo lo que haya sobre la empresa y acerca de la persona con la que me he de entrevistar (el dato que ya sé es que la hora del café es fundamental), y confiar en que lo que ofrezco es lo mejor que hay en el mercado, lo único que necesita para terminar de mejorar, tiene el precio justo y la presentación adecuada. Me necesitan en esa empresa.

Acerca de vizmaq

Tratamiento de textos profesional.

  1. Muy bien!!! claro, ameno, directo, fluido. me gustó mucho leerlo y encontrar facilmente el sentido de lo que querias decir. Tiene eso que no es la moraleja sino el sentido de la dinamica de la vida. Un abrazo!!

  2. Muchas gracias, Ana, por animarme con cada uno de tus comentarios.
    Un saludo.

  3. Me parece especialmente dura esa esquizofrenia a la que estamos abocados, sobre todo, los autónomos que nos obliga a bregar con nuestros clientes como excelentes comerciales para acto seguido ponernos a trabajar en el diseño, realización y cumplimiento de plazos prometidos.
    Frente a la mesa de mi despacho tengo un escrito que reza: “para diseñar bien hay que ser feliz”.
    Es muy complicado alcanzar semejante grado de gracia si a lo largo del día hemos de vestir distintos uniformes y cambiar varias veces de mascara.
    Tu relato da fe del esfuerzo y aprendizaje al que nos sometemos tantas veces sin perder la ilusión por el trabajo bien hecho. Un abrazo.
     

    • La labor de comercial se hace especialmente dura cuando uno siempre ha estado en el lado de la producción. Es complicado decidir en segundos qué aro hay que pasar y ante cuál no dar un paso al frente. Muy acertada la afirmación “para diseñar bien hay que ser feliz”. Por mi parte, a mí los diseños me vienen dados, yo hago la maquetación, y más que ser feliz, hace falta estar absolutamente concentrado, sin asuntos-mosca que ocupen la atención. Muchas gracias por la comprensión, Joselure.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: