Cifras y letras (II)

cifras en el texto

Quiero continuar con la recopilación de dudas a solventar sobre el uso de cifras en los textos, que suelen ser numerosas y no siempre fáciles de resolver. Comenzando por las más recurrentes, estoy casi seguro de que uno de los errores más conocidos consiste en el uso de un numeral partitivo en vez del ordinal correspondiente, por tratarse de formas alejadas del uso habitual. Por ejemplo, rara vez se escuchan en TV o Radio, o se leen en la prensa los siguientes ordinales: vigésimo (el número veinte en el orden), trigésimo (el treinta), cuadragésimo (el cuarenta), quincuagésimo (el cincuenta), sexagésimo, septuagésimo, octogésimo, nonagésimo o centésimo. En parte, porque es frecuente emplear los cardinales con valor de ordinal (su cuarenta y dos cumpleaños, la planta veinte), sobre todo a partir de la decena. Pero mientras el español admite sin traba renegar del latín con formas partitivas -también llamadas fraccionarias-, más cercanas al uso, como “onceavo” (en lugar de una undécima parte), si el interlocutor es extranjero, y ha aprendido español en una academia o escuela competente, comprenderá el mensaje de vulgaridad y falta de formación que le envía quien comete el error, verá que su nivel de español es superior al del nativo con quien se ha topado. Y si bien es verdad que en este país no está de moda tolerar la ignorancia ajena, ni avergonzarse de la propia, creo que a nadie le resulta agradable quedar como un analfabeto en algo tan personal y tan íntimo como es la forma de escribir, o de hablar. En el caso de que el tema del texto o conversación fueran los negocios, ese tipo de muestras puede significar un punto muy negativo.

Siguiendo con las formas fraccionarias, entre las formas 1/2 (un medio, o una mitad) y 1/10 (una décima parte), hay coincidencia con los ordinales: tercera (parte), cuarta (parte), quinta (parte), sexta (parte), etc. A partir de 1/11, los numerales fraccionarios se forman en una sola palabra que termina en -avo/-a, con la excepción de 1/100 (centésima parte), 1/1000 (milésima parte) y 1/1000000 (millonésima parte). Así, 1/32 se escribe la treintaidosava parte, y 1/100 000 000 se escribe la cienmillonésima parte.

Nuestro interlocutor extranjero, con la lengua española como segunda lengua, apreciará con claridad, además, otros errores como los que se dan con la concordancia con nombres en singular como, por ejemplo, veintiuna banderas o treinta y un días. Es incorrecto *veintiuna bandera.

Y habrá una tercera parte de numerales en el texto.

Buen día.

Acerca de vizmaq

Tratamiento de textos profesional.

  1. Mucha razón. Los periodistas deben temer a los ordinales!!
    Muy acertada esta decimoquinta entrada.

  2. Deberían tratar de escribir correctamente, porque quien lo lee se toma lo impreso como una norma (y es que debería de ser así), y así algunas personas reproducen los mismos errores que han visto en tal revista o tal periódico, incluso algunas que tienen cargos importantes.
    Muchas gracias por la visita, 0porciento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: